Date: sábado, 21 de julio de 2012 · Hora sábado, julio 21, 2012 · By: Sylvie · 00 Comments

Bane en la lista "50 most vile movie villains"

Tom se encuentra en el número 42 de la lista de los "50 most vile movie villains" de la Entertaiment Weekly


"Bane consigue un montón de puntos de vileza por su voluntad despiadada al sacrificar a sus propios hombres, y tener la audacia de ser en su mayoría en ininteligibles soliloquios acerca de la esperanza como sadismo, pero hay un punto débil en este villano de Batman. Lo notará si no dejas de estar boquiabierto mirando a su máscara"

sacado de : Tom Hardy Online

traducido por: Tom Hardy Spain

Date: · Hora sábado, julio 21, 2012 · By: Sylvie · 00 Comments

Tom en la revista Company del mes de Agosto, 2012

 Tom sale en la revista británica Company del mes de Agosto 2012, aquí un pequeño adelanto de la entrevista:


Tom Hardy interpreta al gran villano Bane en The Dark Knight Rises, pero dice que en la vida real es mucho más suave! Él nos dijo:


"Estoy muy necesitado! Yo era hijo único, así que tuve un montón de atención por parte de mi madre. Yo creo que eso, naturalmente, va a transferir a cualquier pobre mujer que esté en mi vida. De hecho creo que las citas pueden ser una lucha, como lo hago conlleva un gran alboroto por mi parte! Sin embargo, si fueras mi pareja, obtendrías una gran cantidad de atención de vuelta"


"Me gusta que no pase más de tres semanas sin ver a la gente que quiero [cuando no estoy grabando], pero sí tener un poco de malabarismo. Mi prometida [Charlotte Riley] es actriz también, así que muy a menudo se dirige a un lado del mundo, mientras yo voy al otro lado."


sacado de: company.co.uk

traducido por: Tom Hardy Spain

Date: viernes, 20 de julio de 2012 · Hora viernes, julio 20, 2012 · By: Sylvie · 00 Comments

Entrevista con Tom en la revista "Little White Lies" - the Lawless, edición 42.

Entrevista transcrita por Charlidos en tumblr.




Pregunta a Tom Hardy sobre sus tatuajes y él levantará su camisa para enseñárselos. "Todo el mundo me recuerda a algo en mi vida, y el evento, una persona, un lugar", explica.

Casi la totalidad de la mitad superior de Hardy está adornado con una constelación de recuerdos y recuerdos que ha ido acumulando desde que tenía 15 años. Hay una Union Jack estampada por encima de su corazón ("A mí me recuerdan de dónde vengo"), y a través de la clavícula las palabras "Padre fiero". En otra parte, la novio de Hardy, ex esposa, y la madre de su hijo, cada una tiene su especial homenaje. Pero es la carne inflamada de color rosa en torno a su más fresca la tinta que llama la atención. "Tengo esto un par de días atrás", revals, la elaboración de una pizca de piel por encima de su bíceps derecho con el pulgar y el dedo índice. "II O & R". "Para observar y reflexionar," traduce Hardy. "Mi credo de acción."

Hardy coge una copia de LWLies la edición nº41 ubicada en el estrado delante de él, hojeando antes de detenerse en una extensión. Es el "Time to Die 'característica visual inquietante y apasionante que comprende el fotógrafo David Houncheringer de' ¿Quieres morir hoy?.

Analiza cada imagen con el ceño fruncido, manteniendo los ojos fijos en la página. En un intento por encajar a Hardy de su trance, LWLies explicó que las fotografías representan cada sujeto seleccionando una escena de la muerte en un escenario de fantasía. Silencio. Entonces la pregunta fatal sale: ¿cómo sería tu escena?

En un movimiento rápido Hardy deja caer la revista y hace girar unos 90 grados. Ahora estamos a pulgadas. Nariz a nariz. Como si el sofá alargado en forma de S que estamos compartiendo se hubiera enrollado con violencia, nos obliga a invadir el uno al otro el espacio personal.

"Realmente no se dan cuenta de que me hacen una pregunta así", gruñe Hardy. Sus ojos feroces y penetrantes se fijan en una mirada sin pestañear. "¿Alguna vez has tenido una experiencia cercana a la muerte?", Pregunta. "Hablo desde la experiencia retrospectiva y te puedo decir que no es algo para tomarse a la ligera. Si quieres hablar conmigo acerca de la muerte tienes que venir de ese lugar. Es como pedirle a alguien, "¿Cuántas personas ha matado usted?" ¿Entiendes lo que estoy diciendo? ".

Hardy está a punto de cortar la entrevista (o algo peor) LWLies se extiende una rama de olivo, por lo que es absolutamente claro que no estamos aquí para perturbar o antagonizar él. Él se sienta, toma un momento para recoger a sí mismo y los gestos de un cambio de tema. Pero casi inmediatamente Hardy se adelanta otra vez. "Lo siento, hombre ... Usted acaba de tocar en un lugar que es muy sensible. No tienes idea de qué tan cerca de algo que yo estoy ahora en mi vida personal. Ni puta idea. No es tu culpa, yo entiendo eso, pero realmente has dado en el clavo".

"Yo no quiero darte una impresión equivocada de mí", continúa diciendo, "Yo no quiero que pienses que soy un idiota. Con esas fotos realmente me asusté. Por el momento estoy muy cerca de algo de mierda que estás tocando es muy, muy serio. Usted ha presionado un botón enorme en mí y no estoy realmente en un lugar para hablar de lo que está pasando ahora mismo. Me gustaría poder entrar en ella con usted, pero este no es el momento ni el lugar. La muerte es una realidad muy seria para mí".

Hoy en día, Hardy es uno de los británicos más demandados del cine extranjero, al haberse establecido en Origen y de espía en Tinker Soldier Spy, y más recientemente en Lawless, The Dark Knight Rises y en el reboot de el próximo año de Mad Max.

Hace diez años el panorama era muy diferente. "Tuve un primer encuentro con Hollywood y se me subió a la cabeza", recuerda Hardy. "Empecé a hacer cosas que no debería haber estado haciendo, mezclándome con la gente que no debería haber estado mezclando con ella. Yo estaba hecho una mierda. La fama llegó a mí, supongo".

Hardy batalla con los demonios de su antigua celebridad en 2003, cuando ingresó voluntariamente en una clínica de rehabilitación para el alcoholismo y la adicción al crack. Después de asearse él encontró el trabajo con una pequeña compañía de teatro, tomó la escritura y poco a poco hizo su camino de regreso a la pantalla a través de una serie de dramas de televisión. En cuanto a la industria del cine se refiere, sin embargo, Hardy estaba contaminado. Ningún estudio quiso de tocarlo.

A continuación, una amiga de Hardy, Kelly Marcel, se le acercó con un borrador de un guión escrito pensando en él para el papel principal. Se lo llevaron a un distribuidor del Reino Unido que lo reescribió. De pronto, Hardy estaba de vuelta en la pelea, pero aún así tuvo que convencer a Refn que él era el hombre adecuado - el único - para el trabajo. "Nic no tuvo un gran brillo para mí al principio", admite Hardy. "Luché muy duro para hacer Bronson, creo que lo que se abrió para mí en la final fue el hecho de que lo estaba haciendo por mí. Llegó al punto en que pensé, 'Si no tengo otra oportunidad en Hollywood, está bien. "Yo no lo hacía por la fama, yo lo hacía por el amor de actuar".

La dulce ironía es que Bronson se convirtió en carta de presentación de Hardy, de repente Hollywood bullía la discusión de "un Brando Británico." "La gente realmente se dio cuenta. Las puertas que no estaban abiertas antes estaban empezando a abrirse ", reflexiona. "Las cosas totalmente han cambiado para mí después de eso porque dejé ir mucho;. De nadar contra la corriente, por el temor de enfrentarme a obstáculos preocupantes sobre el fracaso"

A través de agallas y terquedad Hardy ha puesto en pie y, sin nada que perder, él puso su mirada en los Estados Unidos de última hora. El verano siguiente se firmó un contrato para Warrior, pero después de meses de preparación para trabajar en el estudio decidió que no iba a hacerlo. Incluso los expertos de MMA que lo entrenaron dijeron que nunca haría el peso de un peleador convincente. Hardy no lo tiene. Él se fue, fue al gimnasio y ganó los 13 kg de músculo (un físico qué ganó con el fin de retratar a Bane en The Dark Knight Rises).

Reconociendo el temple de Hardy, el estudio cambió su mente. "Hacer Warrior fue el cambio más grande en términos de mi carrera porque era mi primera película americana", explica. "Fue una gran transformación, no sólo uno físico, sino cultural".

La enorme tensión emocional y física de Hardy ha perdurado a lo largo de su carrera, junto con el estrecho margen de los actores que llegar a la cima de la pila, hace que su ascenso actual de lo más improbable. En verdad, su viaje entero ha estado en contra de las probabilidades.

Hardy estudió en dos escuelas privadas, pero tuvo problemas académicos, un defecto que él atribuye a su capacidad de atención y la falta de orientación. Era un niño hiperactivo con una personalidad adictiva. En el momento en que salió de la escuela estaba sin empleo, imprudente y creciendo rápidamente.

Hardy llegó a los 20 antes de que él se animara finalmente a canalizar su narcisismo que se adueñaba de sí mismo. Pero mientras el placer que le llevó de actuar delante de un público, una vez más fueron los que dudan de que avivaron el fuego. "Soy un adicto", confiesa Hardy, "lo que significa que si usted me dice que no puedo hacer algo lo haré. Si me digo que quiero hacer algo, sin embargo duro o penoso que sea, lo haré. Incluso si me aterra. Tienes que ser un chiflado de mierda absoluto para seguir una carrera en la actuación ", continúa. "O eso, o usted necesita creer realmente en lo que está haciendo. Todo el que dijo que nunca haría algo es el que me dio la confianza en mí mismo".

Teniendo en cuenta lo que da por Hardy para llegar a este punto, no es de extrañar que no toma el asunto de carácter existencial a la ligera. La noche antes de nuestra conversación, Hardy se unió a sus compañeros del elenco de Lawless junto al director John Hillcoat en el estreno mundial de la película en Cannes. "Surreali